Blog

Cáncer de Mama

By 25 octubre, 2019 No Comments

El cáncer de mama es el más diagnosticado en mujeres de todo el mundo: 1 de cada 9 desarrollará cáncer de mama en su vida; los hombres también pueden verse afectados, pero representan el 1% de todos los casos registrados.

Se suele dar con mayor frecuencia después de los 50 años pero no significa que antes de este periodo no debamos prevenir y acudir con regularidad a nuestro médico de confianza para hacer un seguimiento de nuestro estado de salud.

Se conocen varios factores de riesgo, pero en la mayoría de los casos es imposible explicar las razones de su aparición en una persona en particular. Sin embargo, suele darse por:

  • Antecedentes familiares
  • Mutaciones en los genes asociados 
  • Menstruación temprana / menopausia tardía
  • Exposición a radiaciones ionizantes
  • Anticonceptivos orales
  • Hiperplasia atípica (células anormales en los senos)
  • Estilo de vida poco saludable (obesidad, falta de ejercicio,…)

Las posibilidades de recuperación dependen del tipo de cáncer y su evolución durante el tratamiento que  siempre se planifica individualmente y se adapta a cada caso en particular. Éste dependerá de varias circunstancias: localización y tamaño del tumor, características del tejido canceroso, afectación de los ganglios linfáticos o presencia de metástasis.

Las terapias aplicadas para el tratamiento incluyen     cirugía para extirpar el tumor, quimioterapia, radioterapia, terapia hormonal y terapias dirigidas. En general a veces solo se necesita un tipo de tratamiento. En otros casos, una combinación de tratamientos es útil para un mejor control y resultado.

La señal más común de cáncer de mama es un bulto indoloro en el seno, pero existen otros signos también pueden estar presentes:

  • Tamaño o forma diferente del seno
  • Enrojecimiento, hinchazón o aumento del calor.
  • Aparición de un nódulo en la axila
  • Retracción o cambios en el pezón
  • Secreción anormal

AUTOEXAMÍNATE:

Paso 1: Frente a un espejo con los hombros rectos y mírate las mamas, busca cambios o alteraciones a primera vista.               

Paso 2: Levanta los brazos y fíjate si ves las mismas alteraciones ¿hay secreción? 

Paso 3: Túmbate y pálpate las mamas con la mano del lado contrario. Con tacto firme y pausado, junta las yemas de los dedos y comienza un movimiento circular.

Paso 4: Controla la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote.

Paso 5: Por último, incorporate y vuelve a palpar toda la zona.

Ante cualquier duda o señal pide cita con tu médico de confianza. Consulta la web de PyDeSalud y su sección sobre el cáncer de mama, allí encontrarás toda la información sobre síntomas, causas, tratamientos, experiencias de pacientes y tomas de decisiones.

Avantis Salud, La Respuesta en Salud.

Leave a Reply