Blog

¿Qué es la Cirrosis Hepática?

By 17 enero, 2020 No Comments

Se trata de una complicación que daña y mata las células del hígado alterando su estructura tras la inflamación y recuperación que forma un tejido cicatricial que lo endurece y dificulta sus funciones. La cirrosis destruye la relación entre las células sanguíneas y hepáticas. Si bien las células hepáticas que sobreviven o se forman recientemente pueden producir y eliminar sustancias de la sangre, la enfermedad interfiere con esta función.

Cuando hablamos de cirrosis lo primero que nos viene a la cabeza es el abuso del alcohol; si bien es la principal causa, no es la única. Existen factores de alto riesgo que puede conducir a padecer esta enfermedad, como la obesidad o una infección a largo plazo por hepatitis B o hepatitis C.

La cicatrización dentro del hígado obstruye el flujo de sangre hacia las células hepáticas. Como resultado la sangre «retrocede» en la vena porta y aumenta la presión (hipertensión portal). Así, la sangre busca otras venas con presiones más bajas que evitan el hígado, impidiendo “filtrar” sustancias produciendo síntomas como:

  •     Fatiga y debilidad
  •     Falta de apetito y pérdida de peso.
  •     Náusea o vómitos
  •     Calambres musculares severos
  •     Orina marrón (indicando presencia de sangre)
  •     Fiebre
  •     Enfermedad ósea (huesos más propensos a romperse)
  •     Hinchazón en las piernas o el abdomen.
  •     Ictericia (cuando su piel y ojos se vuelven amarillos)
  •     Picazón intensa
  •     Vasos sanguíneos similares a telarañas en su piel
  •     Enrojecimiento en las palmas de las manos o blanqueamiento de las uñas.
  •     Problemas de concentración o de memoria.

El tratamiento de la cirrosis (atención domiciliaria, medicamentos y cirugía, como en la donación como último recurso) está diseñado para prevenir un mayor daño al hígado, tratar las complicaciones de la cirrosis y prevenir o detectar el cáncer de hígado temprano. El trasplante de hígado es una opción importante para el tratamiento de pacientes con cirrosis avanzada.

Aunque no existe cura para la cirrosis hepática, la esperanza de vida es más de 12 años para una persona con cirrosis y sin complicaciones mayores. Si es avanzada la esperanza de vida para la cirrosis avanzada es de 6 meses a 2 años, dependiendo de las complicaciones y si no hay un donante disponible para el trasplante de hígado

El hígado es un órgano importante que realiza cientos de trabajos vitales para mantener la vida, y seguirá funcionando incluso si está muy dañado y puede continuar “reparándose” pero hasta un punto muy crítico. Cambiar tu estilo de vida es clave para prevenir este tipo de enfermedades, una dieta sana y equilibrada, no consumir alcohol en exceso, mantener relaciones seguras con protección y practicar ejercicio a diario.

Avantis, La Respuesta en Salud

Leave a Reply